Ahorra dinero en software para tu negocio

Introducción

La informática es una parte fundamental de todo negocio, y una de las mayores preocupaciones que tienen los empresarios es el costo del software. Afortunadamente, existen maneras de ahorrar dinero en software para tu negocio. En este artículo, te enseñaremos cómo puedes hacerlo.

El software de código abierto

El software de código abierto es aquel que tiene disponible su código fuente, lo que significa que cualquier persona puede descargarlo, usarlo, modificarlo y distribuirlo. Esto significa que no es necesario que pagues licencias costosas. Además, muchos de estos programas son completamente gratuitos. Existen programas de código abierto para una variedad de necesidades empresariales, incluyendo procesamiento de textos, hojas de cálculo y programas de diseño gráfico. Entre los más populares se encuentran LibreOffice, GIMP y Inkscape.

La suscripción de software

Muchas empresas de software ofrecen planes de suscripción. Estos planes pueden ser más económicos que comprar el software en sí. Por ejemplo, en lugar de comprar Microsoft Office, puedes suscribirte a Office 365, que incluye las aplicaciones de Office, como Word, Excel y PowerPoint, así como otras herramientas de productividad. Además, los planes de suscripción generalmente incluyen actualizaciones para el software, por lo que siempre tendrás la última versión sin tener que pagar por una actualización independiente. Esto también significa que tu software estará siempre actualizado y seguro contra las últimas amenazas de seguridad.

La compra de software de versiones antiguas o usadas

Si no necesitas tener la última versión del software, considera comprar versiones antiguas del mismo. Estas versiones suelen ser más económicas que las últimas, pero pueden no incluir todas las características nuevas y actualizaciones de seguridad más recientes. Otra opción a considerar es comprar software usado. Hay muchos sitios web y tiendas en línea que venden software de segunda mano a precios reducidos. Es posible que no puedas obtener el último software, pero si solo necesitas usar funciones básicas, la versión más antigua podría ser más que suficiente.

Los programas de software gratuitos

Existen numerosos programas de software completamente gratuitos que puedes utilizar. Esta opción es especialmente útil si solo necesitas herramientas básicas. Por ejemplo, si necesitas un programa de edición de imágenes para hacer algunos ajustes sencillos, puedes optar por Paint.net, que es gratuito y fácil de usar. También puedes encontrar software gratuito para la programación, diseño gráfico, contabilidad y otras necesidades de negocio. Algunos de los programas gratuitos más populares incluyen WordPress, GnuCash y Blender.

La compatibilidad del software

Si utilizas un sistema operativo poco conocido, puede ser difícil encontrar software compatible. Asegúrate de que el software que necesitas esté disponible tanto para tu sistema operativo como para tu hardware. Si no lo encuentras, considera cambiar a uno más común que tenga más opciones de software. Por otro lado, también puedes optar por utilizar software que esté diseñado específicamente para funcionar en diferentes sistemas operativos y hardware. Por ejemplo, Google Drive puede ejecutarse en diferentes sistemas operativos, lo que hace que sea más fácil compartir información entre diferentes dispositivos.

La renovación del software

No siempre es necesario renovar el software cada vez que sale una nueva versión. A menudo, las nuevas características no son necesarias para el uso diario de la mayoría de las empresas. Si tu software actual funciona bien y te permite realizar todas las tareas que necesitas, no hay necesidad de actualizar. Sin embargo, es importante estar al tanto de las fechas de finalización de soporte del software que utilizas. Cuando el proveedor de software deja de dar soporte a una versión, ya no se ofrece soporte técnico, ni las actualizaciones de seguridad necesarias. Es importante actualizar a la versión más reciente o buscar alternativas.

Conclusión

Como puedes ver, hay muchas maneras de ahorrar dinero en software para tu negocio. Puedes considerar la opción del software de código abierto, la suscripción de software, la compra de software de versiones antiguas o usadas, los programas de software gratuitos, la compatibilidad del software y la renovación del software. La elección del método dependerá de tus necesidades específicas. Evalúa las opciones y considera las que te permitan ahorrar dinero sin comprometer la funcionalidad de tu empresa. Al final del día, encontrarás que hay muchas maneras de ahorrar dinero en software sin sacrificar la calidad.